<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=375195676255213&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Realidad virtual o aumentada: ¿cuál es su costo de entrada?

Publicado por Rolando Vera - 07-may-2018 10:30:00
Rolando Vera

 

realidad-virtual-aumentada.jpg

En este mismo blog hemos hablado sobre las diferentes bases instaladas de las plataformas de realidad virtual (“Realidad virtual: Bases Instaladas”), así como sus diferentes ventajas y desventajas (“ Realidad Virtual: ¿Cómo empiezo?”). Sin embargo, aunque lo hemos mencionado brevemente, no hemos entrado de fondo a un tema muy importante: el costo. Conocer cuánto requiere invertir el usuario nos puede dar un claro entendimiento de las necesidades a cubrir en cada proyecto de realidad aumentada o virtual.

Google Cardboard: La gama de entrada para Realidad virtual

Google Cardboard.pngLos primeros visores de Google Cardboard se conseguían en México hace un par de años en versiones plásticas con un costo de $500 aproximadamente. Hoy en día, a través de portales de comercio en línea, es posible comprarlos por debajo de los $200. La principal diferencia entre ambos precios es el material. Las opciones de menos de $200 son sin más ni más, enteramente de cartón corrugado común y corriente. No tienen ningún tipo de acolchonamiento ni correas para sujetarlos al rostro. Se estima que para marzo de este año más de 160 millones de descargas de aplicaciones se han hecho para esta plataforma. Cardboard es, sin duda, la experiencia más básica y de menor inversión de todas.

Gear VR y Google Daydream: La gama media

Enfocándonos enteramente al costo del visor, la competencia es muy reñida para estas 2 plataformas. Sin embargo, vale la pena mencionar que en ambos casos se requieren teléfonos de gama alta para correr las aplicaciones (con costos estimados entre los 9 y 16 mil pesos).

Ahora, hablando solo del visor (con control incluido en ambos casos), la situación está así: los dos tenían originalmente precios por encima de los 2 mil pesos en portales de compra en línea ($2,400 Google Daydream y $2,900 para Gear VR), pero ambos han reducido sus precios un promedio de $1,900. La ventaja del visor de Samsung es que también se puede conseguir en tiendas departamentales, pero no todas tienen la baja de precio.

Si el usuario lo quiere, puede desechar por completo el uso de un control extra y comprar solo el visor Gear VR por $1,500 aproximadamente. A pesar de no existir números oficiales en México sobre bases instaladas, es fácil deducir que Samsung lleva la ventaja, ya que los teléfonos compatibles con la plataforma han estado disponibles en nuestro país en todas las operadoras de telefonía móvil o en pre pago. En el caso de Daydream, solo uno de sus teléfonos compatibles (Moto Z) ha estado disponible en una sola operadora. Por último, la disponibilidad de apps: Daydream tiene apenas un par de cientos de apps, mientras que Gear VR ya entró a los miles.

HTC VIVE y Oculus: La crema y nata

HTC VIVE y Oculus.png

Llegamos hasta el más alto estándar en realidad virtual: la mayor definición de pantalla. Los más avanzados controles 3D. Realidad virtual a escala natural. Es también donde llegamos a los precios que solo los verdaderos entusiastas pagarían: ambas opciones rebasan los $20 mil pesos. Incluso con diversos descuentos. Todo esto aunado al hecho de la que la computadora requerida para correr dichas aplicaciones es también muy costosa. Ya que aquí depende de diversos factores como tarjetas gráficas, memoria RAM, tarjeta madre, etcétera; podemos promediar que el equipo requerido (necesitando todos los componentes) significaría una inversión superior también a los $20 mil pesos. Lo que obtienes de esta fuerte inversión, es la experiencia más inmersiva a nivel técnico. Ninguna de las otras opciones se les compara en estricto sentido matemático y sensorial.

Pero, ¿y la realidad aumentada?

¿Creyeron que nos habíamos olvidado de ella? La razón por la que la dejamos al final es porque tiene la mínima barrera de entrada. Solo tener un teléfono o tablet, o una PC relativamente reciente con una cámara web. Al final, la realidad aumentada utiliza nuestros dispositivos de entrada que perciben nuestra realidad: las cámaras. Y mediante su conjunción con el acelerómetro del teléfono o equipo y/o el GPS u otros métodos de entrada, nos da la mínima barrera de entrada: prácticamente cero.

Si tienes un equipo, lo más probable es que tengas acceso a un gran puñado de aplicaciones sin tener que hacer mayor cosa que descargarla. ¿Recuerdas una pequeña aplicación llamada Pókemon Go? Pero no todo es miel sobre hojuelas: este caso de éxito requirió el músculo de una marca de 15 mil millones de dólares. Lo complicado no es desarrollar o tener un equipo especial para ella, lo difícil es ofrecer una opción fresca y relevante que capture a los usuarios.

No te preocupes por elegir la plataforma. Permítenos ayudarte a encontrar la opción de mayor impacto y alcance para tus ideas. En Inmersys estamos 100% preparados para ayudarte a crear increíbles experiencias inmersivas para tus clientes, optimizando al máximo el alcance de cada una de las tecnologías disponibles para realidad virtual o aumentada, conoce cómo trabajan las agencias de RA con la siguiente guía: 

publicidad inmobiliaria creativa

Topics: Gear VR, realidad virtual, realidad aumentada, google cardboard, google daydream

Publicado por Rolando Vera

Asesor comercial, gerente regional de Performance Designed Products LLC, columnista de tecnología y juegos en Meristation, T3, Los 40 Principales, Generación Anáhuac y colaborador de contenido para Inmersys.

Suscríbete al Blog

Últimas publicaciones